miércoles, 23 de mayo de 2012

Causas y Consecuencias de los Residuos Tóxicos


Causas y Consecuencias de los residuos o desechos tóxicos:

Breve definición de los desechos tóxicos: Se comprende por desechos tóxicos los desechos que son perjudiciales para la salud humana y para el desarrollo de la vida, es decir que puedan contaminar de alguna manera el medio ambiente y que este pueda ser modificado, entre estos ejemplos están, la radiación y desechos químicos como los ácidos.


1.     Causas:
1.1.   Entre las principales causas aparece la industrial ya que son las grandes fábricas quienes producen los desechos que luego llegan a parar al medio ambiente.
1.2.  La demanda por parte de la sociedad de varios productos los cuales su desarrollo depende de la utilización de productos químicos altamente tóxicos.
1.3.  El mal manejo de las materias resultantes de los procesos químicos las cuales al ser desechadas se convierten en residuos contaminantes.
2.    Consecuencias:
2.1.  Ambientales:
2.1.1.       Contaminación del entorno ambiental (suelo, aire y agua).
2.1.2.   Interacción química de las sustancias en la creación de nuevos organismos generando mutaciones genética produciendo nuevas especies las cuales atentan contra el frágil equilibro de la naturaleza ya que.
2.1.3.   El exceso de sustancias químicas ponen en riesgo la disponibilidad de un recurso (como el agua) ya que lo vuelven inutilizable e imposible de rehabilitar.
2.2. Medicas:
2.2.1.   El exceso de sustancias químicas producen:
Elemento:
Consecuencia:
Arsénico
Cáncer de piel, vejiga hígado y pulmón, además de causar la patología conocida como “pie negro” y enfermedades cardiovasculares.   
Berilio (Be)
Irritación de las membranas mucosas y de la piel; cáncer de piel y cáncer de pulmón.
Cadmio (Cd)
Cancerígeno humano confirmado. Produce bronquitis enfisema, nefrotoxicidad, infertilidad; cáncer de próstata, alteraciones neurológicas, hipertensión; enfermedades cardiovasculares.   
Cianuros
Letal al ingerirlo y al inhalarlo.
Cloruros
Son cancerígenos, producen tumores hepáticos y sanguíneos. Daños en el aparato reproductivo. Grave irritante cutáneo ocular y de las membranas mucosas. Causa quemaduras.
Cobre (Cu)
Produce náuseas y vómitos.
Coliformes fecales
Riesgos de infecciones gastrointestinales.
Cromo (Cr)
Causa problemas gastro-intestinales. Corrosivo para los tejidos, provoca dermatitis. Nefrotoxicidad; hepatotoxicidad; cáncer de pulmón Detergentes Los que contienen fosfatos hacen proliferar las algas y bacterias.
Dioxinas
Las dioxinas son una clase de substancias químicas muy tóxicas para los animales y el ser humano. Se han definido como una de las substancias químicas tóxicas más potentes, de las creadas por el hombre, porque a dosis muy pequeñas puede provocar graves enfermedades. Para producir estos efectos, las dosis necesarias son comparativamente menores, que las requeridas con cualquier otro producto químico de fabricación humana. Las dioxinas no se fabrican intencionalmente. Aparecen como impurezas o subproductos de los procesos en que interviene el cloro. Las principales fuentes de emisión de dioxinas, incluyen la incineración, la producción de pasta y de papel, la producción y uso de PVC, así como la utilización de substancias químicas organocloradas. Otras fuentes importantes son los disolventes y pesticidas clorados (DDT, Dieldrin, Aldrin) y la utilización del cloro en la industria metalúrgica. Por otra parte las dioxinas tienen la particularidad de ser absorbidas y acumuladas en las grasas de los seres vivos. Por ejemplo los seres humanos pueden ser contaminados cuando consumen carnes, pescados o productos lácteos que a su vez han sido contaminados por dioxinas. En 1994, la Agencia del Medio ambiente de EE.UU., confirmó públicamente, que las dioxinas son cancerígenas y que pueden causar alteraciones en el desarrollo, en la reproducción, en la disminución del sistema de defensas y producir cambios en la regulación hormonal.
Metilato de Mercurio
es absorbido fácilmente, por las personas que ingieren pescado contaminado. Si la ingestión se produce durante el embarazo, el metilato de mercurio pasa de inmediato a la placenta, accediendo al cerebro del feto y puede provocar retardos en el desarrollo y anormalidades neurológicas. Los niños son muy sensibles a la intoxicación por este compuesto. Las exposiciones graves producen efectos dramáticos en el desarrollo, con notorias limitaciones en el desarrollo motor y mental (incluyendo parálisis cerebral avanzada, espasmos generalizados, incontinencia, ceguera y poco o ningún desarrollo del habla). Estos efectos son irreversibles. El consumo de algunos gramos de compuesto de mercurio, puede provocar la muerte por paro renal. Es venenoso al inhalarlo, corrosivo para la piel, ojos y membranas mucosas. En dosis menores, provoca insomnio, debilidad muscular, anorexia, dolor de cabeza, hiperactividad, diarrea, alteraciones del hígado, problemas a la piel y fiebre.
Níquel (Ni)
Cancerígeno. Causa dermatitis alérgica por contacto, asma pulmonar y conjuntivitis.
Plomo (Pb)
Contaminación del agua potable. Interviene en algunas alteraciones graves a la salud, aun a muy pequeñas dosis y provoca daños cerebrales irreversibles y daños en los sistemas que forman la sangre. Este metal se comporta en el organismo, de manera similar al calcio. Se acumula en los huesos y en épocas de deficiencia o mayor necesidad de calcio (como durante el embarazo), el plomo puede entrar en el torrente sanguíneo. El plomo afecta el sistema nervioso humano, la producción de células de la sangre, los riñones, el sistema reproductivo y la conducta (debilidad, menor percepción y menor memoria, atrasos en el desarrollo mental). Los riesgos de intoxicación por plomo, son mayores en los niños y en las mujeres embarazadas. En éstas el riesgo es alto, ya que el plomo puede cruzar la placenta y dañar el desarrollo nervioso del feto. El plomo también puede producir abortos y son conocidos los efectos del plomo, en los órganos reproductores (niños prematuros o espermio defectuoso). Además el plomo impide la formación de glóbulos rojos y provoca anemia
Sulfatos
El sulfato de amonio (alumbre) al descomponerse por el calor, libera emanaciones muy tóxicas. Sulfuros El sulfuro de cadmio es cancerígeno. El Sulfuro de hidrógeno produce graves irritaciones oculares y de las membranas mucosas.



Pilas, liberan muchas de las sustancias antes mencionadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada